Tus hijos adolescentes están en una edad complicada, a veces creen que lo saben todo, y otras recurren a tus consejos. Sienten que deberían tener libertad para organizar sus reuniones con sus amigos, pero en realidad en el fondo saben que necesitan de tu capacidad de organización para asegurar una fiesta exitosa. El secreto está que en que respetes sus gustos y sus ideas y que se sientan juntos a armar la planificación de una fiesta inolvidable.

  • El lugar: Es importante elegir el sitio. Si dispones de un espacio en tu casa donde los invitados a la fiesta pueden sentirse autónomos (sin serlo de todo), organiza allí el evento. Si en tu casa no hay espacio para recibir tantas visitas y no tienes familiares o amigos que dispongan de un lugar apropiado para los chicos, puedes recurrir al alquiler de un salón de fiestas.
  • El menú: Si tus hijos cumplen de 12 a 17 años no es aconsejable que ofrezcan alcohol en la fiesta, ya que independientemente de lo que cada familia acostumbre, no es adecuado promover el consumo de alcohol desde el hogar. Para los mayores de 18, podrá haber alcohol, pero deberás sentarte antes de la fiesta a fijar algunas normas con tu hijo. En cuanto a la comida, es la más sencilla de las edades: pizza, empanadas, hamburguesas, ingredientes de copetín… a menor elaboración, mayor aceptación.
  • El pastel: El momento de apagar las velas, puede ser un momento de encuentro entre el festejado, los invitados y la familia. Es un lindo detalle que el pastel con las velas encendidas entre en manos de los padres o de algún hermano y es una forma de que la familia participe un rato de la fiesta sin “invadir” al cumpleañero. Si no vas a comprar el pastel, puedes hacerla con la ayuda del festejado, para que elija colores y motivos y puedan compartir un buen momento junto.
  • El horario: los padres de los adolescentes invitados, te agradecerán que establezcas un horario para la fiesta. Según la edad y los planes que tengan, puede durar más o menos 5 horas, pero sin lugar a dudas es fundamental que sea un horario fijado desde el momento mismo en que inviten.
  • Las niñas entre 11 y 14 años: a esta edad, la mejor opción es generalmente un pijama party. Las chicas eligen 5 o 6 amigas íntimas y pasan toda la noche en la habitación mayormente contándose secretos y afianzando las complicidades. Para este tipo de evento la mejor opción es una pizza y helado para intervenir lo menos posible en el cuarto y dejar que las chicas vivan a su gusto la experiencia.
  • Varones entre 12 y 15 años: generalmente necesitan otro tipo de diversión que las mujeres. Para ellos es probable que la mejor opción sea una habitación con un playstation, algún DVD de películas de ficción o de acción y mucha comida rápida.
  • La música: es imprescindible para las fiestas de adolescentes, es ideal que les dejes a su disposición un equipo de sonido o una pc con buenas bocinas para que reproduzcan el ipod o los ipods de los invitados