La compra de tu vestido de novia es una experiencia, además de singular, que lleva mucho tu estilo personal. En esta nota te ayudamos a saber como empezar a elegir tu vestido y accesorios, que aunque no lo creas, es más fácil de lo que tú piensas.

Antes de ir a las tiendas. Es muy importante que vayas buscando información, en revistas o cualquier otra clase de medio, sobre tu vestido porque en el momento de comprar, usar fotos puede facilitarle al vendedor encontrar uno adecuado para ti o usarlo como punto de partida.

Empieza a buscar vestido de 8 a 12 meses antes del casamiento, porque debes tener en cuenta que una tienda tarda aproximadamente 3 o 4 meses en terminar el vestido, y algunos meses más de prueba para poder hacerle algunos retoques si fuera necesario. Si realmente quieres disfrutar la compra, empiézala temprano.

Elegir el mejor lugar para efectuar la compra. Que el negocio que elijas este en boca de todos es un buen indicador. Ten en cuenta las referencias que tengas de cada lugar, y si ya consultaste en alguno de ellos, califícalos por como te atendieron, compara calidad del vestido con el precio; es muy importante que te sientas cómoda con el lugar y conforme de haber elegido ese local y no otro, porque son ellos quienes tienen el sueño de tu vestido es sus manos, y como te veas en ese día tan especial.

Cada vendedor está entrenado para saber acerca de cada vestido y del estilo que va mejor con tu persona. Compara todo los precios de los servicios de cada negocio antes de hacer tu elección. Y recuerda siempre que es la tienda la responsable del trabajo realizado en tu vestido.

Encuentra tu estilo. La ceremonia es por Iglesia? o es al aire libre en un parque?. Cada novia desea encontrar su vestido perfecto. Cuanto más detalles le des al vendedor o modista los datos acerca de la celebración (tipo de ceremonia, lugar, etc.) más te va a poder aconsejar sobre el vestido apropiado para esa clase de ceremonia. Pruébate diferentes escotes, cortes, largos. Es muy común que un vendedor te haga probar aquel vestido que vos nunca hubieses pensado probarte, pero la mayoría de la ropa cambia una vez puesta, anímate y prueba la mayor variedad posible de vestidos.

Ten en cuenta que en vestidos de novias no hay una moda o tendencia, lo que realmente cuenta es la fantasía de cada novia, y de cómo te imagines ese día. Siempre es mejor aclarar desde un principio el rango de dinero que estás dispuesta a pagar para que el te vaya guiando en tu elección. Sería muy trágico haber encontrado tu vestido pero no poder pagarlo.

El calce perfecto. Generalmente el talle de un vestido de novia no tiene nada que ver con el talle de un vestido casual. Los vestidos de novias por lo general son más entallados que un vestido común, lo cual hace que tu talle se reduzca, aunque en algunos casos sucede lo contrario.

Tocados. Muchas mujeres eligen el tocado después de haber elegido el vestido, y muchas otras antes. Lo ideal es que si aún no estás muy cansada, hagas todo el mismo día. El vendedor te puede aconsejar sobre tocados que queden con tu vestido, pero está en ti elegir el largo y el estilo.

Accesorios. Elige tus zapatos antes o durante la elección del vestido. Generalmente el alto afecta el calce por el tipo de taco. Normalmente 4 o 5 cm de tacos es confortable para bailar, aunque esto dependerá de si haces fiesta o no. Una ves elegido el vestido, fíjate en el tipo de escote o si tiene tiras y el tipo de color, para luego elegir tu ropa interior; también debes pensar en si quieres usar guantes o algún tipo de joya.

Cuando haces la compra. Detalla cada dato del vestido elegido (color, textura, talle, tiempo de realización, día aproximado para que te pruebes el vestido por si tiene que ser modificado, etc.). Es muy importante saber cada detalle para tu propia seguridad.