Hoy les vamos a compartir algunos sencillos tips para elegir la música correcta para tu boda, en momentos importantes:

La llegada de los invitados: es conveniente recibirlos con una música tranquila, a un volumen suave. Canciones “lounge” o acústicas son una excelente opción.

La llegada de la novia: La marcha nupcial es lo más típico, aunque algunos prefieres otro fondo musical clásico, sobrio pero elegante.

El cocktail: lo ideal es una música tipo chill-out a un volumen suave para que la gente pueda hablar sin problemas.

dj player Summer-signature-cocktails-e1346105878283

La entrada al salón: la esperada entrada de los novios debe ser ¡espectacular! Así que elijan una canción animada que les guste a ambos y que haga a todos los invitados levantarse de sus sillas para aplaudir y agitar las servilletas en el aire.

El banquete: a la hora de comer es importante una música ligera y que apenas se note que está ahí, algunos optan por elegir algo en vivo como violinistas o un saxofonista.

El primer baile: Es uno de los momentos más esperados, por lo que algunos prefieren irse por lo más clásico con una canción romántica actual, aunque algunos novios se atreven con algo más original con algún coreografía divertida y más movida.

Photography by Craig Mitchelldyer www.craigmitchelldyer.com 503.513.0550

Photography by Craig Mitchelldyer
www.craigmitchelldyer.com
503.513.0550

La fiesta: aquí es donde se debe elegir un playlist que haga bailar a los invitados sin ton ni son. Desde las típicas canciones de boda con coreografías conocidas por todos, hasta las canciones aptas para hacer “shows” con disfraces. No olvides más entrada la madrugada las canciones noventas que hacen recordar buenos tiempos y seguro pondrán a todos a bailar.

Es importante que incluyas canciones del gusto personal de los novios, habla con el DJ para ver cuándo es el momento más correcto para incluirlas.

¡Y recuerda! Ya sea con banda en vivo o DJ, la música es fundamental para el ambiente de la fiesta, así que elige muy bien.