Hay momentos en la vida de las personas que deben ser simplemente perfectos. Uno de ellos es la luna de miel. La luna de miel es un viaje con el que todo futuro marido y mujer deben soñar, ya que es su primer acercamiento después de casados, y será uno de los recuerdos más importantes que queden en su memoria.
Algunos sueñan con atardeceres en playas de arenas blanca y aguas cristalinas, otros con cabañas rodeados de montañas nevada, muchos se imaginan lugares exóticos compartiendo las costumbres de culturas distintas a las suyas, y otros tan sólo contemplando noches estrelladas desde las azoteas de lujosos hoteles.
No interesa si son 3, 4 o 40 días, lo importante es que éstos sean únicos. Para ello, la luna de miel debe “planearse por adelantado”, así habrá tiempo para organizarse y resolver todos los detalles.

LO PRIMERO…que debe hacerse es determinar el dinero con el que se cuenta y el tipo de lugar al que desean ir, para luego

averiguar presupuestos, paquetes, agencias de viajes, cruceros e itinerarios.

Al decidirse por el lugar ideal también deben informarse sobre el mismo, saber como va a ser el clima en el mes que ustedes realizan el viaje es importante, las actividades que se pueden realizar durante el día, los hoteles, la vida nocturna y entre otros, si contratan paquetes, calcular el tiempo libre con el que cuentan.

 Como Organizarse en la Planificación de la Luna de Miel

Seis meses antes: 
– Una vez decidido el lugar, se deben hacer las reservas de avión, hotel, y alquiler de auto, ya sea por medio de una agencia de viajes, un paquete o por cuenta propia. No olvidarse de anotar todos los números de confirmación de las reservas.
– Controlar que tanto el pasaporte como la cédula y DNI estén en buen estado y al día.

Tres meses antes:
– Reconfirmar las reservas y solucionar todo lo requerido con la visa, si es que el país al que viajan la requiere. Algunas agencias de viajes se encargan de la visa y suelen cobrar un recargo por este servicio.
– Es de suma importancia sacar un seguro de viajes que cubra seguro médico, pérdida de valijas, urgencias, etc. A veces se puede sacar a través de las tarjetas de crédito internacionales.

Dos meses antes:
– Armar una lista con todo lo que es necesario comprar para el viaje como ser remedios, aspirinas, protector solar, curitas, vitaminas C, lentes de contacto, anteojos de sol, rollos de fotos, pilas, y por que no algunos elementos para sorprender al novio, tales como espuma de baño, velas y aceites para masajes.
– Informarse sobre el tipo de cambio del país.
– Averiguar si es necesario darse vacunas.

Tres semanas:
– Pagar las reservas y recoger los pasajes de avión, pases de abordar, bonos, recibos de la agencia de viajes y cheques de viajero. Anotar los números de estos últimos.
– Averiguar como operar con cajeros automáticos en el exterior.
– Dejar teléfono y nombre de los hoteles a familiares por alguna emergencia.

El día anterior:
– RELAJARSE! Ya no hay nada de que preocuparse.