Organizas una fiesta y ¿No sabes cuánta comida te hace falta?

02

Sep
2014
Posted By : Montblanc 0 Comment
banquetes-para-fiestas

Alimentos:

  • Carne con hueso. Se estima una cantidad de 200 – 250 gr. por comensal. (Depende de la cantidad de hueso que tenga).
  • Carne sin hueso. Unos 175-225 grs. por comensal.
  • Carnes guisadas. Unos 150 grs. por comensal.
  • Aves. Las aves dependiendo del tamaño puede ser una por comensal (piezas de hasta 300-350 grs.), dos comensales por pieza (piezas de hasta 750 grs.) o bien un cuarto de pieza por comensal (piezas mayores de 1.250 grs).
  • Pescados. Unos 200-275 grs. limpios ó 350-450 grs. piezas enteras.
  • Marisco. Es muy relativo dependiendo del tipo de marisco. Los de cáscara grande tipo centollo, bogavante, langosta, etc. sobre 1 kgr. por persona (peso bruto). Limpio (una cola de langosta) 175- 200 grs. por persona. Camarones, langostinos, etc. 300 grs. por comensal. Moluscos, mejillones, almejas, Pescaditos, etc. 400-450 grs. por persona.
  • Verduras. De 200-250 grs. por persona (solas). Como acompañamiento 100 grs.
  • Papas. Unos 100 grs. por comensal como guarnición o bien 225-250 grs. como plato principal.
  • Sopas, cremas y purés. Unos 200-225 grs. por persona.
  • Arroz. Unos 125 grs. por comensal (como acompañamiento) ó 200-250 grs (solas) por persona.
  • Fruta. Las de piezas individuales (naranja, manzana, pera, banana, kiwi,durazno, etc.) una por persona. Melón, sandía, piña, etc. frutas grandes por cada pieza de kilo, para 4-5 personas.
  • Dulces. De 75-125 grs. por comensal. Depende mucho del tipo de dulce. No es lo mismo una porción de isla flotante (merengue liviano) que un trozo de budín de pan con dulce.
  • Helado. Unos 100 grs. por comensal.

Bebidas:

  • Botella de vino para aperitivos. De 4 a 5 personas.
  • Botella de vino para comer. De 2 a 3 comensales.
  • Botella de refresco. Dos personas por botella.
  • Botella de agua. Dos personas por botella.
  • Botella de champán/cava. 5-6 personas.
  • Botella de Whisky. 7-9 personas. Dependiendo si se utiliza solo o para mezclar.
  • Botella de licor. Para 16-18 personas.
  • Litro de café. 10-12 tazas.
  • Litro de té u otras infusiones. 10-12 tazas, aproximadamente.
  • Otras bebidas. Dependerá del tipo de “trago” que sea.

La Magia de las Almendras

02

Sep
2014
Posted By : Montblanc 0 Comment
beneficios-de-comer-almendras

Consumir una onza de almendras al día puede cambiar su salud

 

Según estudios publicados por el Departamento de Agricultura Federal de los Estados Unidos, las almendras son una fuente natural de energía y salud que contiene alrededor de 160 calorías por porción; de los cuales 6 gramos son de proteínas, 6 gramos son de carbohidratos y 14 gramos son de grasa, ¡pero la mayoría son de grasas buenas!

 

Es precisamente el porcentaje de grasas monosaturadas, un 9 por ciento por onza de almendras, y el alto contenido de vitamina E lo que convierte a las almendras en un arma muy efectiva para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Aunque el contenido de proteínas, grasas, carbohidratos y fibra entre las almendras y otras nueces es casi idéntico, el secreto de las almendras radica en que son una de las principales fuentes de vitamina E (alfa tocoferol) disponibles en un sólo alimento. Además, de que proveen más calcio, magnesio, riboflavinas y niacina que otras nueces.

 

El perfil del contenido nutricional de las almendras y su nivel tan alto de grasas monosaturadas es lo que convierte a las almendras en una fuente excelente para combatir las enfermedades del corazón, además de que son una merienda excelente para toda la familia o un ingrediente delicioso para incluir en las recetas de su familia.

 

En especial, la vitamina E se ha encontrado que es un poderoso antioxidante recomendado para defender el cuerpo contra el daño causado por los llamados radicales libres causados por el estrés del ambiente y el envejecimiento normal del cuerpo. Además, una onza o alrededor de 20 a 25 almendras diarias es lo que equivale al 50 por ciento del consumo diario recomendado (RDA) de vitamina E para disminuir el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, entre ellas las enfermedades del corazón.

 

En el informe más reciente publicado por el Instituto Americano de la Salud (IOM) se recomienda el consumir 15 miligramos al día de vitamina E derivada de alimentos, lo que aumenta las recomendaciones anteriores para el consumo de 8-10 miligramos diarios debido a las enormes ventajas para la salud que ofrecen. El estudio sugiere que a pesar de que hay varias formas en las que se puede obtener la vitamina E, las almendras son la fuente más completa de conseguir la vitamina E natural llamada alfa tocoferol, la cual también puede encontrarse en aceites vegetales, semillas, otras nueces, hígado y en cereales fortificados.

 

Algunas sugerencias para aumentar el sabor de las almendras para usarlas en sus comidas pueden ser las siguientes:

 

  • coloque las almendras parejas en una bandeja para el horno y hornee a 350 grados de 5 a 10 minutos para tostarlas y realzarles el sabor natural. Si no tiene tiempo, colóquelas en “High” en el microondas por 5 minutos.
  • guarde sus almendras siempre en envases sellados al vacío para preservar su sabor y frescura. En el refrigerador puede conservarlas tapadas hasta por seis meses y en el congelador hasta por un año.

 

Propiedades de las almendras

 

  • >Las almendras poseen un elevado contenido en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico).
  • Contienen cantidades significativas de vitamina E (24 mg.)
  • Son muy energéticas y una buena fuente de fibra.
  • Las almendras son una de las fuentes no animales más ricas en Calcio.
  • Ayudan a disminuir el Colesterol.

 

Información nutricional de las almendras (por 100 g. crudas)

 

  • 20 g. de proteínas.
  • 54 g. de hidratos de carbono.
  • 14 g. de fibra.
  • 612 Calorías.
  • Vitaminas E (24 mg.) y acido fólico.
  • Minerales: calcio (240 mg.) y magnesio.

 

Las Almendras y la Salud

 

Las almendras son un elemento fundamental para prevenir las enfermedades del corazón y para mejorar la circulación sanguínea.

Son fundamentales en la Dieta Mediterránea conocida por ser saludable y equilibrada.

 

La almendra y el crecimiento

 

Las almendras por la serie de elementos esenciales que tienen para nuestro organismo, hacen que su consumo sea adecuado en condiciones de crecimiento, siendo un buen complemento de la dieta.

 

La almendra y el envejecimiento

 

La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, una vitamina cuya ingesta a menudo está por debajo de lo que sería recomendable y que ejerce un valioso papel antioxidante. 50 g diarios de almendras crudas cubren las necesidades por día de esta vitamina.

 

La almendra y la diabetes

 

El control de la dieta es esencial en los diabéticos que no dependen de insulina. La almendra puede formar parte de la alimentación de un diabético. Por una parte, se sabe que la asociación de la fibra con los azúcares provoca una disminución en la velocidad de absorción de la glucosa, lo que hace que el aumento de los niveles de glucosa e insulina sea moderado. Por otro lado, se ha demostrado que una dieta de ácidos monoinsaturados mejora la tolerancia a la glucosa, además de tener un efecto positivo sobre la regulación del contenido de colesterol presente en las HDL y LDL y sobre los niveles de triglicéridos.

 

La almendra y el cáncer

 

Las almendras presentan un elevado contenido de fibra, elemento que, entre otras ventajas, permite aumentar el volumen de los excrementos y diluir así el ácido biliar, lípidos y esteroles, haciendo que disminuya el riesgo cancerígeno de éstos en el colon.

 

La almendra: una “aspirina” natural

 

Considerada “remedio de todos los males”, la aspirina es el medicamento más popular, extendido y aceptado. La alternativa natural a este producto consiste en comer un puñado de almendras, aunque sus efectos sean más lentos. La explicación radica en que las almendras contienen una buena proporción de salicilatos, sales formadas por ácido salicílico y una base que constituyen el principal agente activo de la aspirina, al que se deben los milagrosos efectos de este popular fármaco. Además, por su alto valor calórico y proteínico, las almendras ayudan a la regeneración del sistema nervioso y son un buen antiséptico intestinal.

 

La dosis recomendada

 

Los expertos están de acuerdo en que una dosis recomendable de almendras para una persona sana es de unos 25 g al día (20 unidades), estando especialmente recomendada a niños, por su riqueza en calcio y proteínas; a vegetarianos, por su aporte en hierro y proteínas; y a personas aquejadadas de hipercolesterolemia, osteoporosis, déficit de peso, diabetes e intolerantes a la lactosa.

 

Versátil y Deliciosa

 

Leche de Almendras (Leche vegetal): Para las embarazadas, lactantes, para combatir las enfermedades nerviosas, la desnutrición, la debilidad, la anemia.

 

Preparación: Tomar de 7 a 18 almendras (según la cantidad de leche que se quiera preparar), se dejan remojando en agua fría, de la noche a la mañana siguiente; se les quita la piel, se licuan y se cuelan; se toma lentamente y al clima, pues el calor destruye los valores nutritivos, “por lo tanto no debe hervirse”. En resfríos o gripe esta bebida favorece la eliminación de toxinas.

 

En resumen, las almendras representan nutrición y salud con sabor. Son las almendras la fruta seca sin colesterol que agradará a los consumidores más exigentes y a los fanáticos de la salud.

Manejo de temperaturas en los alimentos

02

Sep
2014
Posted By : Montblanc 0 Comment
temperatura-de-los-alimentos

El cocinero consciente de la importancia de su tarea debe cumplir determinadas normas que tienen como finalidad evitar contaminaciones y garantizar que la comida sea saludable. Es fundamental destruir las bacterias que provocan la descomposición, o por lo menos impedir que se multipliquen. Esto se logra extremando las medidas de higiene en cada etapa del trabajo con alimentos y aplicando frío o calor para controlar la proliferación de las bacterias.

Control de bacterias Es necesario que toda persona que se desempeñe en la cocina, ya sea a nivel comercial o en el hogar, sepa cuáles son las temperaturas peligrosas y cuales las convenientes y seguras en el manejo de los alimentos.

Llevando la temperatura de cocción por encima de los 74ºC se eliminan casi todas las bacterias.
En el rango que va desde los 60 a los 63 ºC, se eliminan algunas bacterias y otras tantas sobreviven.
Las temperaturas comprendidas entre los 15 y los 50ºC deben considerarse peligrosas, pues todas las bacterias se reproducen y multiplican rápidamente.
Entre los 4 y los 0ºC algunas bacterias se reproducen lentamente.
Entre los 0 y los -18ºC la gran mayoría de las bacterias alenta su metabolismo y se multiplican muy lentamente.
Por debajo de los -18ºC no hay reproducción posible de bacterias, sin embargo sobreviven a la congelación.

Compra y mantenimiento de los alimentos

Al adquirir alimentos frescos compruebe que se encuentren en perfectas condiciones, examine el olor, color, consistencia y de ser posible también el sabor.
Si se trata de productos envasados, controle la procedencia y la fecha de vencimiento. Asegúrese de que los envases se encuentren en perfectas condiciones.
Rechace todo alimento en mal estado o en condiciones dudosas de apariencia, olor y color.
Elija proveedores responsables y confiables, que mantengan la cadena de frío. Verifique las temperaturas de conservación, estas no deben sobrepasar:
4ºC para carnes, aves y pescados.
8ºC para lácteos.
3ºC para comida pre-listas refrigeradas.
-18ºC para cualquier producto congelado.
Inmediatamente después de la compra, envuelva y acomode en recipientes adecuados lo que será almacenado. Guárdelos sin demoras a las temperaturas correspondientes para evitar las discontinuidades en la cadena de frío.
Ubique un termómetro en el refrigerador o congelador y controle frecuentemente la temperatura.
No exceda el plazo de conservación de los alimentos.

Cocción y mantenimiento de los alimentos

Evite servir carnes que no estén suficientemente cocidas, sea precavido particularmente con la carne picada, el cerdo y el pollo.
No deje alimentos a temperatura ambiente, salvo para la degustación en el momento. Si es necesario enfriarlos, divídalo en porciones pequeñas y llévelos al refrigerador inmediatamente después de la cocción.
No prepare comidas con excesiva anticipación. El plazo máximo recomendable es de12 horas antes de ser consumidas.
Asegúrese siempre de que la cocción sea completa, compruebe que la temperatura interna en el centro de los alimentos llegue a 74ºC. Al recalentarlas asegúrese de lograr la misma temperatura interna.
Para mantener alimentos calientes la temperatura debe ser superior a los 60ºC. Para mantener alimentos fríos controle que la temperatura sea inferior a 4ºC.

Manipulación e higiene personal
Mantenga las uñas cortas y aseadas.
Lávese las manos antes de comenzar su tarea en la cocina, vuelva a hacerlo antes de reanudar la tarea si esta debe ser interrumpida por algún motivo, también después de manipular alimentos crudos o abrir latas.
En la cocina evite llevar reloj, anillos y pulseras. Mantenga el pelo recogido o cubierto. No coma en la cocina, no fume, no mastique chicles.
No tosa ni estornude cerca de los alimentos. No ingrese en la cocina si padece de alguna afección que pueda contaminar lo alimentos. Si esta lastimado o cortado utilice vendas y guantes.
Utilice utensilios limpios para probar las preparaciones cada vez. Lávelos luego de llevarlos a la boca y antes de volver a tocar los alimentos con ese utensilio.